Oviedo, es música.

Las calles y plazas de Oviedo se llenan en julio y agosto de notas y acordes que pondrán color y música a unos días perfectos. La intensa actividad cultural que destila la ciudad ovetense se refuerza de cara al verano es un escenario tan imponente como el Auditorio Príncipe Felipe y en otros más populares por las calles y plazas.

Este festival de música, unido al de ópera, teatro, zarzuela, danza y las jornadas de piano convierten a Oviedo en un referente nacional para los aficionados de la cultura en general. Vetusta se convierte así en la escapada perfecta para combinar una intensa actividad cultural con todo lo que la ciudad ofrece desde su arquitectura hasta su gastronomía pasando por la naturaleza que le rodea y agradables paseos por sus calles que hacen de ella un auténtico museo al aire libre.

VIDA CULTURAL EN OVIEDO

Oviedo empieza a prepararse para el “Festival de Verano”. Durante este mes de julio, los visitantes podrán disfrutar de conciertos gratuitos en los rincones con más encanto de la ciudad como la Plaza del Ayuntamiento, el Claustro de la Universidad y el Museo de Bellas Artes.

Ayuntamiento Oviedo

Ayuntamiento Oviedo

El 24 y el 31 se celebrarán en el Auditorio Príncipe Felipe dos grandes conciertos a cargo de la Orquesta Oviedo Filarmonía con la Banda de Gaitas Ciudad de Oviedo y el afamado gaitero Carlos Núñez.

RESPIRANDO ARTE

Las calles de Oviedo son como un museo al aire libre. La ciudad se encuentra repleta de esculturas que los visitantes aprovechan para admirar y fotografiar. Ana Ozores se escapó de “La Regenta”, el famoso libro de Leopoldo Alas Clarín, para vivir ya para siempre en Oviedo. Cerca de la Catedral de San Salvador, esta escultura invita a pasear por las calles del casco antiguo de lo que para ella fue Vetusta.

Woody Allen también quiso estar presente en lo que para él es “un lugar especial, como si no fuera de este mundo, como un cuento de hadas”. Con estas palabras definió la ciudad de Oviedo el cineasta norteamericano al recoger el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2002. La estatua de Woody Allen caminará ya para siempre entre los transeúntes por el centro de la ciudad.

Estatua_Woody_Allen_Oviedo

Estatua de Woody Allen en Oviedo

Además de la escultura, la arquitectura cobra especial importancia a lo largo del Principado. Las iglesias de San Julián de Prados, San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco, son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y forman una de las más importantes muestras de arte prerrománico que se puede encontrar en toda la Península Ibérica. También son dignos de admirar ejemplares góticos en el paisaje ovetense, pues la Catedral de San Salvador es fiel a este estilo arquitectónico.

En cuanto a pinturas, el Museo de Bellas Artes cuenta con obras de artistas españoles como Picasso, Murillo, Berruguete o Sorolla, y con una importante colección de pintores italianos entre los que cabe destacar al renacentista Tizziano.

…Y COMIENDO DE LUJO POR OVIEDO

En los restaurantes y sidrerías de la capital del Principado se dan cita la mayoría de las cocinas asturianas, ñas especialidades de la costa y la montaña, las recetas de los municipios de la región; un crisol de sabores siempre matizado por el buen hacer de los cocineros locales.

Oviedo es el lugar más idoneo para probar la excepcional calidad de los productos con denominación de origen en el Principado, como la carne roxa o los quesos artesanos tales como el Cabrales, Gamoneu, Afuera l Pitu, etc. Otros productos que no deben faltar en la mesa son los pescados y mariscos, así como las multicolores piezas de una huerta muy surtida y, por supuesto, el plato rey: la fabada.

Fabada Asturiana

Fabada Asturiana

Cabe destacar los dulces como los carbayones, unos riquísimos pasteles hechos a base de hojaldre y una masa de almendra, huevos y azúcar, preparada con una copita de jerez dulce y gotas de limón; los picatostes, los frixuelos o el arroz con leche, entre otros. Y no pueden faltar unos culines de sidra en cualquiera de las sidrerías que llenan la ciudad. La calle Gascona, conocida como el Bulevar de la Sidra, es el lugar perfecto para disfrutar de esta típica bebida.

OVIEDO CARD

Los titulares de la Oviedo Card podrán beneficiarse de precios especiales y ventajas como la entrada al campo de golf Las Caldas a un precio especial al igual que al Centro Ecuestre El Asturcón y al Palacio de los Niños. En cuanto a la gastronomía, en una selección de restaurantes de la ciudad se les obsequiará con una degustación de tres aperitivos previos al menú y un prepostre, y en El Bulevar de la Sidra se les invitará a una botella de sidra cenando o comiendo a la carta.

Fotos vía: fotoviedo; dimehoteles; myopera

Valladolid: turismo gastronómico y enológico.

Continúa el reportaje Valladolid: recorriendo la ciudad…  Tras un día entero cargado de visitas, conviene descansar y disfrutar de la exquisita gastronomía que las ricas tierras de Valladolid ofrecen a sus visitantes. La amplia despensa vallisoletana dispone de piñones, lechazo, pan, repostería, espárragos, quesos… maridados con los vinos de las 5 Denominaciones de Origen: Rueda, Ribera del Duero, Cigales, Toro y Vinos de la Tierra de León.

Gastronomia_Valladolid

Gastronomía Valladolid

Una visita al Museo del Vino, en el castillo de Peñafiel, es una cita ineludible para todos aquellos que deseen contemplar el esplendor vinícola de la región. Otro de los productos que obtiene muchas alabanzas es el pan de esta provincia con variedades típicas como el de candeal, de flama, las hogazas o las tortas de aceite siendo además el único pan poseedor del sello de calidad “Marca de Garantía”. De ahí que Valladolid cuente también con un interesante Museo del Pan, el único museo institucional de España dedicado a este producto, através del cual se podrá realizar un viaje sensorial único.

De un tiempo a esta parte, Valladolid se ha convertido en un referente gastronómico a nivel nacional gracias a una de sus señas de identidad: las tapas. La ciudad acoge cada año el Concurso Nacional de Pinchos y Tapas, referencia obligada del calendario gastronómico, en el que ya han participado cerca de 300 concursantes, de todos los rincones de España, y por el que han pasado algunas de las figuras más relvantes de los fogones españoles.

Fotos vía: hotel4you

Qué hacer en Menorca (II)

Continúa el reportaje “Qué hacer en Menorca (I)”… El rico patrimonio cultural de la isla la convierte en un mágico museo arqueológico al aire libre, con monumentos megalíticos como la Naveta de Tudons o el Poblado de Trepucó, todos ellos de fácil acceso para el visitante. Menorca, como centro de culturas, dispone de innumerables vestigios de las sucesivas dominaciones española, árabe, inglesa, francesa. Ésta confluencia de diversas culturas ha moldeado el carácter menorquín, caracterizado por su hospitalidad. En la capital de Menorca, Mahón, se encuentra uno de los mejores puertos naturales del mundo, razón por la cual éste era un punto de interés para los extranjeros. En el puerto se encuentra la Fortaleza de la Mola, construida en el siglo XIX para defenderse de las invasiones de los británicos. EnMahón también se encuentra el Museo de Menorca, el más importante de la isla que fue un antiguo convento franciscano. Otro lugar histórico que visitar es el Bastión de Sant Roc, la puerta principal de una muralla que fue lo único que quedó cuando ésta fue derrumbada.

 

Mahon (Menorca)

Mahón (Menorca)

 

En la ciudad de Ciudadela, al suroeste de la isla, es donde se destaca la historia , la cultura y las tradiciones de Menorca. Los restos arqueológicos de la cultura talayótica, proveniente de las construcciones de piedra con techo de madera llamadas talayots que eran usadas para defenderse o para ceremonias, datan desde el segundo milenio antes de Cristo.

 

Gastronomía Menorca

Gastronomía Menorca

 

Después de tanta actividad, lo mejor será reponer fuerzas saboreando su magnífica gastronomía de productos autóctonos elaborados artesanalmente, con sabor casero acompañado de vinos de la tierra. Como ejemplos emblemáticos, el gin menorquín y platos como la caldereta de langosta y los postres de almendra y miel. La cocina menorquina sorprenderá por su contraste de color y sabor, que despertará intensas sensaciones.

 

Fotos vía: laspain; desdemenorca